La Selección Argentina femenina de básquet sobre silla de ruedas pasó por San Pablo, donde disputó tres amistosos frente al combinado local. Más allá de las tres derrotas (51-39, 39-30 y 44-30), el entrenador Carlos Cardarelli se mostró optimista por la actuación de las Lobas.

“En líneas generales estoy conforme con el nivel de juego. Sumamos rodaje, y eso siempre es importante. Jugar frente a rivales como Braqsil nos ayuda a crecer”, indicó Cardarelli. “En la faceta defensiva mejoramos mucho; lo que tenemos que evolucionar es el goleo”, agregó.

“Hay que seguir trabajando para sumar más experiencia y así llegar al Mundial de Alemania de la mejor manera. Nuestro objetivo es terminar entre el sexto y octavo puesto”, aseguró el DT.