Brian Impellizzeri cuenta los días para su primer Juego Paralímpico. Pero esta semana tuvo un gran motivo que lo llenó de alegría y confianza para ir a Tokio en busca de su primera medalla paralímpica. Después de su victoria y ese salto de 6.23 en el Open Internacional de Concepción del Uruguay, el rosarino de 22 años volvió al puesto número 1 del ranking mundial de salto en largo en la categoría F37.

“La expectativa es superar esta marca en los Juegos Paralímpicos de Tokio. Las ganas son inmensas, apostamos a eso”, comentó Brian en diálogo con Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino. “Estoy teniendo una buena velocidad, mejoré mucho en ese punto y ahora es una de mis fortalezas. Pico fuerte en la tabla y no regalo nada, aunque pueda caer algún nulo. Trabajo en la precisión de la pisada para ganar más centímetros”, comentó el ganador de tres medallas parapanamericanas en los Juegos de Lima 2019.

Ni el propio Brian hubiese imaginado este presente hace tan solo cinco años cuando apenas tenía 17. Impellizzeri confesó que conoció el deporte paralímpico en los Juegos de Río 2016, cuando su hoy compañera Yanina Martínez ganó la medalla dorada (100 metros T35) y revolucionó por completo la ciudad de Rosario.



“Gracias a la medalla de Yanina en Río hoy estoy en el movimiento paralímpico. El tema explotó y pude conocer el atletismo adaptado. Por supuesto, también gracias a mi entrenador Martín Arroyo. Lo conocí en un cumpleaños, me preguntó si quería practicar atletismo y así comenzamos. Se dio todo junto”, contó Brian. “¿Si alguna vez vi la medalla de Yanina? No, nunca la vi. No me daba para pedirle que me la muestre y ya se me pasó ja. Ahora, quizás por cábala, prefiero no verla, esperar la mía y que nos saquemos una foto juntos con nuestras medallas. Ojalá podamos hacerla. Además, no sabía que Argentina no tiene medallas paralímpicas en salto en largo. Sería histórico, un orgullo y ahora es una motivación más, ya se me puso en la cabeza”, agregó Impellizzeri.