La semana pasada, Brenda Sardón consiguió su gran objetivo: obtuvo el primer puesto en el Preolímpico de Río de Janeiro y logró la clasificación a los Juegos Paralímpicos. La remera de la selección argentina estará en Tokio y palpitó la cita máxima en una charla con Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (miércoles a las 21 por Eco Medios, AM 1220).

“Estamos muy contentos por lo que logramos con el equipo argentino. Disfrutamos el proceso, fue lindo. Cuando llegué a la rampa, me abracé con mi entrenador y me largué a llorar. Fue hermoso, estoy muy feliz”, sostuvo Brenda, quien logró la plaza argentina en dos selectivos nacionales donde quedó como el mejor bote de nuestro país.

Ahora se viene una etapa de puro entrenamiento y preparación para los Juegos. Sardón y el equipo argentino ya se trazaron una meta en particular: “Sería poco realista hablar de chances de medalla en Tokio, eso lo veo más para Paris o Los Ángeles. Vamos paso a paso”. “La idea es lograr un diploma en Tokio así que vamos a trabajar para eso. Estamos en condiciones, no es fácil pero vamos a entrenar con el foco ahí y dar lo mejor”, agregó.

Esta será su primera experiencia paralímpica y Brenda está lista para disfrutarla al máximo: “El objetivo siempre es dar lo mejor y divertirme. Pasarla bien en el proceso y que el resultado sea a partir de lo trabajado”. Por último, explicó por qué se siente plena en el remo paralímpico: “Este deporte me lleva a dar lo máximo, me encanta. Soy feliz”.