La Selección Argentina de básquet sobre silla de ruedas hizo historia en el Mundial de Hamburgo: derrotó por 59-46 a Italia y se clasificó a los cuartos de final. El próximo rival será Estados Unidos, que derrotó a Marruecos por 82-31.

Argentina fue el dueño absoluto del encuentro: dominó desde el primer cuarto gracias al buen trabajo de su defensa. Así, todo se hizo más sencillo y el equipo conducido por Mauro Varela se fue al descanso con una importante ventaja (34-20).

En la segunda mitad, Argentina jugó con la desesperación de los italianos e impuso su ritmo. Mantuvo la diferencia en el tercer parcial (47-33) y en el último apeló a la experiencia de sus jugadores para festejar en el Arena 1.