APRI, el equipo uruguayo que ya suma siete años compitiendo en la Argentina, hizo historia en la Superliga: dejó en el camino a River y se instaló en la final por primera vez. El equipo conducido por Miguel Acosta, que habia finalizado en el cuarto puesto en la fase regular, le ganó los dos duelos ante el Millonario.

En el primer partido, el conjunto uruguayo se impuso por 68-28 y dejó sin invicto a River. Luego, en la revancha, ganó por 55-39. Así, APRI, equipo que está conformado por la base del seleccionado uruguayo, llega con el ánimo en alza a la definición del certamen.

El otro finalista es Cilsa de Buenos Aires, que le ganó los dos encuentros a SICA de Córdoba: 52-48 y 67-61. Las finales se jugarán entre el 16 y 17 de diciembre.