La selección argentina masculina de básquet adaptado se consagró campeona del Sudamericano realizado en el CENARD y pudo darse el gusto de festejar como local ante su gente. Maximiliano Ruggeri, el goleador del equipo que también fue elegido en el quinteto ideal del torneo junto a Alberto Esteche, analizó el título en una charla con Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (todos los miércoles de 21 a 22 por Eco Medios AM 1220 y en simultáneo por streaming en las cuentas de Facebook, Twitter, Twitch y YouTube de Paradeportes).

 

“Estoy muy contento, este es el cuarto Sudamericano que me toca ganar así que estoy feliz. Fue en nuestra casa y eso tiene un plus, me pudieron ver mi familia y mis amigos”, dijo Maximiliano. “Todavía no caigo, fue espectacular cómo se dio todo. Queríamos ganarlo como el anterior Sudamericano de 2018 en Lima, esto que confirma que somos los mejores de la región”, agregó.

 

“Fuimos de menor a mayor, la idea era ir afianzándonos y tomar confianza entre nosotros. El grupo estuvo unido, hubo predisposición de todos. El compromiso del equipo fue la clave del título”, reflexionó Ruggeri sobre el nivel del seleccionado. “El mejor momento fue cuando terminó el partido con Brasil: nos abrazamos entre todos y nos pusimos a gritar y cantar. Nos dimos cuenta que éramos campeones y fue hermoso”, sostuvo.

 

La competencia sigue y el basquetbolista avisó que los objetivos del grupo ya se renovaron: “Ahora toca pensar en la Copa América, donde nos jugamos la clasificación al Mundial, que es el gran objetivo nuestro”. “Hay que seguir entrenando, falta mucho, va a ser en junio. Ahí todos los partidos van a ser difíciles, hay que jugar con todo desde el inicio. La idea es meternos al Mundial”, sentenció.