En medio de la cuarentena, y mientras hace los trabajos de rutina que le dieron desde el cuerpo técnico del seleccionado argentino de atletismo de FADEPAC, Hernán Barreto hace un alto y recuerda con emoción el momento más importante de su carrera deportiva.

“Lo recuerdo y no lo puedo creer. Londres 2012 fue un antes y un después de mi carrera”, dijo Barreto, ganador de la medalla de bronce en los 200 metros en la categoría T35. En ese Juego Olímpico, también obtuvo el diploma tras conseguir el cuarto puesto en los 100 metros.

“Fue algo increíble. Pasé de estar encerrado y sin rumbo en mi casa a pisar un estadio paralímpico ante una multitud”, recordó Barreto, que cuatro años después sumó otras dos medallas de bronce en Río de Janeiro 2016.

Ahora, apunta a Tokio 2020. “Hay que ser consciente que está prohibido salir de casa. Es así. Está en riesgo la vida de uno y de mucha gente y por eso hay que tratar de llevarlo de la mejor manera posible. Cuando todo pase volveremos a la normalidad. Sin salud no podemos practicar deportes”, señaló.