Los Juegos Paralímpicos de Tokio dejaron un saldo más que positivo para el atletismo argentino con cinco medallas de las cuales cuatro llegaron de la mano de FADEPAC (Federación Argentina de Deportes para personas con parálisis cerebral): Brian Impellizzeri, Hernán Urra y Alexis Chávez, con plateadas; Yanina Martínez, de bronce. Ariel González, DTN (Director Técnico Nacional) de la selección argentina de atletismo de la FADEPAC y uno de los máximos referentes de la disciplina en el país, habló en #ParadeportesRadio.

“Los resultados en Tokio no fueron casualidad. Venimos trabajando con un proyecto integral desde hace tiempo. Estamos contentos porque se cumplieron los objetivos: aumentamos la cantidad de participantes y logros”, señaló Ariel en Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (todos los miércoles de 21 a 22 por Eco Medios AM 1220 y en simultáneo por streaming en las cuentas de Facebook, Twitter, Twitch y YouTube de Paradeportes).

“Hubiese sido imposible que nos vaya bien en Tokio sin el trabajo de todo el equipo y el apoyo de las federaciones. Estamos felices. Tenemos una base de atletas muy buena. Creo que en París 2024 todos van a estar a la altura y van a pelear también por medallas”, agregó González.

A pesar de los cuatro podios, Ariel se quedó con un hecho que las cámaras no captaron. “El mejor momento de Tokio fue el abrazo con Hernán Barreto. No solo hay que festejar cuando se gana una medalla, sino también cuando se pierde y se aprende”, sostuvo. El atleta de Zárate, medallista en Londres 2012 (bronce en 200 metros) y Río 2016 (bronce en 100 y 200), no pudo subirse al podio en Tokio pero Ariel destacó todo su aporte. “Lo de Hernán fue muy importante. Fue uno de los pilares para que, en su preparación, Alexis Chávez gane su medalla”, aseguró Ariel, quien además es el entrenador personal de Barreto.

“Lo de Brian (Impellizeri) también fue tremendo, como lo de Yanina (Martínez), lo de Hernán (Urra) y Antonella (Ruíz Díaz, bronce en bala, talla baja). Fueron lindas jornadas. Pero me quedo con lo de Hernán (Barreto). Creo que aprendí mucho y vine con muchas más fuerzas para seguir trabajando e ir por más”, cerró Ariel González