Hace un año, en los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019, Ariel Quassi decidió ponerle punto a final a su carrera de nadador paralímpico. Luego de una larga trayectoria, el representante argentino se retiró con una medalla de bronce en los 100 metros pecho y el reconocimiento de sus compañeros y entrenadores. “Mi objetivo era retirarme en un torneo importante y por suerte se dio en Lima 2019. Estoy contento de haber podido elegir yo cuándo terminar mi carrera”, contó en Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (todos los miércoles de 21 a 22 por EcoMedios AM 1220 y por streaming en Facebook.com/Paradeportes)

El miércoles 26 de agosto, Netflix estrenó “Rising Phoenix”, el documental que hace un recorrido por la historia del movimiento paralímpico. Quassi, licenciado en Publicidad y una voz más que autorizada a la hora de hablar de guiones, imágenes y escenografías, analizó la película junto al equipo periodístico de Paradeportes: “Rising Phoenix tiene un buen nivel de relato y un guión que me encanta. No es cronológico ni chato. Cuenta todo a través de las historias y me parece que eso está bueno”, explicó.

Ariel Quassi en Paradeportes Radio.



El ex nadador, que participó de los Juegos Paralímpicos de Sídney 2000, Atentas 2004, Beijing 2008 y Londres 2012, destacó que “Rising Phoenix puede cambiar la historia del movimiento paralímpico porque se mete en todas las casas a través de una plataforma masiva como Netflix. Puede ayudar a dar el último empujoncito para visibilizarlo”.

En el documental, se muestran los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 como el evento que marcó un antes y un después en la historia del movimiento. Quassi, que participó de aquellos Juegos, marcó que “desde Sídney 2000, mi primer Juego Paralímpico, hasta ahora, creció muchísimo todo. Estoy seguro que ningún movimiento creció tanto como el paralímpico. Para mí, el quiebre definitivo del movimiento paralímpico fue Beijing 2008. Y Londres 2012 fue la confirmación de que eso se puede sostener. La vara quedó alta y hay que cuidar eso”.

A un año de su retiro, Ariel da clases de deporte paralímpico dentro la cátedra “Introducción al deporte olímpico” en la UADE y desarrolla el deporte adaptado en la Municipalidad de Avellaneda. “A Ludwig Guttmann, el creador de los Juegos Paralímpicos, le diría ‘gracias’. Yo me desarrollé a partir de lo que pude lograr en el movimiento paralímpico”, cerró Quassi, que ya no se tira a la pileta, pero sigue siendo un embajador del deporte paralímpico argentino.