La pandemia de coronavirus afecta a la planificación de los Juegos Paralímpicos, que tienen fecha de comienzo el 25 de agosto. Andrew Parsons, presidente del Comité Paralímpico Internacional (IPC), habló de la situación: “Esto es más grande que el deporte. Tenemos un deber de cuidar la salud y el bienestar de nuestros atletas”.

“Si esto implica cancelar algunos torneos de las próximas semanas, lo haremos”, avisó Parsons. “Estamos haciendo todo según lo planeado para determinar si vamos a tomar medidas más drásticas o no. Por ahora el tiempo está de nuestro lado”, agregó. Aún quedan más de 150 días para el inicio de Tokio 2020.

“Entendemos que esto genere mucha incertidumbre en torno a las clasificaciones. Puedo asegurarles que estamos trabajando a contrarreloj para solucionar todo lo antes posible”, sostuvo el brasileño, quien se encuentra en constante diálogo con el Comité Olímpico Internacional (COI) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“También le brindamos nuestro apoyo a los atletas que se están entrenando en sus casas. Cuando pase el tiempo y tengamos un mejor panorama tomaremos medidas justas para todos los atletas. Vamos a encontrar una solución”, cerró Parsons.