Por unos días, Amado Pérez deja su rol de ayudante de campo del seleccionado argentino de básquetbol sobre silla de ruedas y se convierte en uno de esas personas a las que millones de argentinos aplauden cada día a las nueve de la noche. Desde la Dirección de Salud de San Nicolás aporta cada día su granito de arena en época de cuarentena.

Amado Pérez en los Juegos Parapanamericanos Lima 2019.


“Estamos trabajando codo a codo con mis compañeros para que San Nicolás pueda salir adelante de esta pandemia”, relata Pérez. “Me encargo del soporte técnico y de la logística del personal. Hago los pedidos a los diferentes ministerios de insumos y de compras. Pero, lo que es más importante, estamos en contacto permanente con los centros de salud para darles lo que precisen”, agrega.

“En San Nicolás hay tres casos de coronavirus confirmados. La gente ya tomó conciencia y se ve poca gente circulando por la calle. Ahora estamos diagramando los turnos para la vacuna antigripal con un operativo especial para que haya pocos traslados ya que acá hay más de 100 barrios”, explica. “¿Si la gente nos valora? Puede ser, pero eso no es lo importante. Lo importante es que vamos a salir adelante todos juntos. En equipo”, concluye.