Alejandro Maldonado atraviesa la cuarentena cargado de energías y con el objetivo bien claro. El atleta paralímpico contó en Paradeportes Radio cómo pasan sus días: “Estoy positivo, trato de cargarme con buenas energías para que todo salga bien. Es difícil para todos pero son las reglas del juego. La idea es no frenar el ritmo”.

La postergación de los Juegos Paralímpicos hará que llegue a Japón con 44 años. “Venía entrenando muy bien y con chances de meterme en Tokio. Pasó esto y tuvimos que dar vuelta la página. Esto nos da pie para entrenar con más ganas y llegar mejor a los Juegos”, manifestó.

¿Cómo hace para seguir con la rutina? “Intento cambiar los lugares donde entreno y divido los horarios. Esto lo tomo como una maratón: siento que ya estoy en el kilómetro 30 y me faltan 12”, expresó Maldonado. “Manejo tranquilo la ansiedad. Cuando uno tiene el plan de entrenamiento y el día ocupado, es más fácil. Extraño el CENARD pero toca atravesar esto”, agregó.

Además, comentó que no planea ser entrenador pero sí sabe que su opinión tendrá importancia una vez que llegue el retiro. “No me veo como entrenador, para eso hay que tener vocación. Sí sé que puedo transmitirle mi experiencia a los más chicos y es lo que haré. Hay futuro en el atletismo paralímpico argentino”, cerró.