Alejandro Alcaide lleva una vida ligada al deporte. Fue futbolista profesional y llegó a debutar, como arquero, en la primera división del club Central Argentino de Santiago del Estero. Pero una lesión lo retiró joven aunque no lo sacó de las canchas. Al poco tiempo fue árbitro de fútbol amateur. Pero en el 2011, tras un accidente, le amputaron una pierna. Sin embargo, ni siquiera esa situación lo alejo del deporte. Comenzó a practicar básquet y handball sobre silla de ruedas en el Club Antonio Tragliavini, la institución que le abrió las puertas y de la cual además hoy es el presidente.

“Con el deporte aprendí a valorar la vida. Después de perder una pierna pensé que el mundo se me acababa pero agradezco poder seguir ligado a la actividad deportiva”, contó Alcaide, hoy capitán del seleccionado argentino de handball sobre silla de ruedas, en Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (todos los miércoles de 21 a 22 por EcoMedios AM 1220 y por streaming en Facebook.com/ Paradeportes).

Alejandro señaló que el handball sobre silla de ruedas en Argentina “creció mucho a partir de los torneos nacionales, donde hay equipos en diferentes puntos del país. Así se armó la selección y se pudo participar en torneos internacionales”. Y aseguró: “Tenemos jugadores muy buenos en la selección de handball. Estamos entre los tres primeros del continente. El más poderoso es Brasil. Después están Chile y Panamá, otras potencias. Cuando hicimos el Panamericano en Argentina salimos campeones. Mi sueño era jugar en la selección argentina. Pude cumplirlo y como capitán. Estoy orgulloso de eso. Mi sueño ahora es poder sacar chicos de mi provincia e incentivarlos para que puedan jugar”, cerró Alcaide.