“Tengo una colección de medallas, y sé que los Juegos de Río 2016 son mi última oportunidad para conseguir la de oro, que es la que me falta”. Silvio Velo tiene un sueño entre ceja y ceja: ser campeón de los próximos Juegos Paralímpicos. El capitán de Los Murciélagos, la Selección de fútbol para ciegos, se tiene confianza. “En los Parapanamericanos de Toronto quedamos segundos detrás de Brasil, y eso marca que seguimos en los más alto y que estamos bien posiciones a nivel mundial”, explicó.

A los 44 años, Velo sigue jugando al fútbol, su pasión. “Nací ciego y jugaba en el potrero con mis amigos. El fútbol es tan generoso que lo podemos jugar hasta los ciegos”, indicó el jugador de River. Y aunque sabe que todavía le queda hilo en el carretel, admitió que a veces piensa en su futuro. “Me encantaría dedicarme a otro deporte. Puede ser el ciclismo en tándem, es una posibilidad real y me gusta porque es un deporte competitivo”, reconoció en el programa de radio Salto al Vacío, que se emite por Conexión Abierta, los martes a las 22.

Mientras tanto, Velo disfruta el presente y está orgulloso porque “me reinventé y sigo jugando en el alto nivel. El fútbol para ciegos progresó mucho. Hoy se juega otro fútbol. Más dinámico, más rápido y profesional. Hay un cambio generacional y en Argentina hay equipo para rato”.

Foto: Diego Luchini.

Web: www.paradeportes.com

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes

En Olé: www.ole.com.ar/Paradeportes