Terminada la Copa del Mundo de Miami, donde terminó en el cuarto lugar de la tabla general, a un paso del podio, Tomás Sáez Raffaelli analiza su rendimiento de cara a lo que se viene. Si bien pasó un certamen de importancia, el 2016 recién comienza y todavía falta lo mejor.

“Por suerte pude cumplir el objetivo de terminar entre los primeros cinco. A medida que pasaban las regatas, se me hacía más difícil. Había muchos competidores que no conocía y eso complicaba el trabajo. Pero me quedé conforme con mi desempeño. Ahora cometo menos errores que antes, producto del entrenamiento que tuve en el último año y de la experiencia que voy sumando”, le dijo a paradeportes.com, ya de vuelta en el país.

Lo próximo en la agenda era la 51º Semana Internacional del Yachting de Mar del Plata, pero ni él ni Juan Fernández Ocampo (el otro argentino en Miami) estarán, por distintas dificultades. Matias Paillot será el representante de Buenos Aires.

Ahora, a Tomás le toca enfocarse en lo que viene: San Isidro Labrador dentro de unos meses y la chance de ir a competir a España. Luego, el Mundial de la disciplina en Holanda y la posibilidad de un entrenamiento en Río, previo a los Juegos Paralímpicos.

Argentina ya tiene su plaza asegurada pero no está definido quién va a representar a la celeste y blanca (sólo viaja un atleta por país). Sáez Raffaelli sueña con quedarse con ese lugar: “Estoy muy metido. Vengo recorriendo bastante camino, me esforcé desde el primer día y ahora que estoy muy cerca de la gran meta, no puedo ni quiero aflojar. Tocará seguir entrenando y trabajando por el sueño”.

 

Web: www.paradeportes.com

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes