Select Page

El sitio del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino

Vela paralimpica

Practicada a partir de la década del 80´ en varios países, la Vela paralímpica logra su difusión en 1983 con la creación del barco 2.4mR en Suecia. Dicho barco adaptaba todas las necesidades para las personas con discapacidad y por eso tuvo tal repercusión. La Vela tuvo su lanzamiento como deporte de exhibición en Atlanta 1996 y su confirmación en los Juegos Paralímpicos de Sídney 2000, en las clases 2.4mR y Sonar. Recién en Beijing 2008 sumaron SKUD 18.

El Comité Internacional de Vela Adaptada (IHSC) se fundó en 1988 pero gracias al apoyo de la Federación Internacional de Vela y al Comité Paralímpico Internacional cambió su nombre por el que hoy en día lo representa, Asociación Internacional de Marineros con Discapacidad (IFDS).

La Vela Adaptada tiene tres modalidades: 2.4mR, Sonar, SKUD.

La 2.4mR es una especialidad individual en donde compiten hombres y mujeres. El desafío se basa en cómo resuelve las complejidades el deportista y la rapidez con que se desenvuelve para poder superarlas.

La clase Sonar se diferencia en que ya no está solo el deportista sino que compiten tripulaciones de tres personas. Las claves de la categoría son el buen juego en conjunto, la estrategia y la rapidez para actuar. El spinnaker que se utiliza es simétrico al barco.

La clase SKUD 18 es de embarcación doble y está destinada a deportistas con discapacidades más marcadas. Su spinnaker es asimétrico.

Pueden participar deportistas con distintas discapacidades físicas o visuales y se rigen por los criterios de elegibilidad y puntajes de la IFDS. Al igual que le Vela Olímpica, la medalla de oro la gana quién obtenga el mejor resultado de la regata de dos días de competencia.

Noticias sobre la Vela paralimpica

Los adelantados

  Los equipos de fútbol 7, ciclismo y vela partirán este jueves rumbo a Brasil para...

Loading
Loading

Suscribite al newsletter

Ingresa tu email y recibe las últimas novedades del deporte adaptado argentino.