El equipo argentino de atletismo para ciegos y disminuidos visuales regresó de Fortaleza, Brasil, con 14 medallas tras competir en la tercera etapa del circuito del Caixa. Argentina, que viajó con su entrenador nacional, el profesor Javier Alvarez y sus colaboradores Ignacio Pignataro y Juan Jasid, obtuvo 4 preseas doradas, 5 de plata y 5 de bronce.

Sergio Paz ganó la medalla de oro en lanzamiento de disco, categoría F11 (ciego) con un registro de 34.29 metros y la medalla de plata en lanzamiento de bala con una marca de 10.85 metros. Antonio Rodas, categoría F12 (disminuido visual) también ganó una de oro y una de plata. Finalizó primero en lanzamiento de disco (32.93 metros) y segundo en bala (11.26 metros).

El tercer oro lo aportó Alberto Cretón Salas en los 400 metros, con un tiempo de 56.66 segundos. Además, con ese registro, el atleta de 18 años realizó la marca mìnima que lo clasificó al Mundial IPC (Comité Paralímpico Internacional) del 2015.

Eduardo Aguilar consiguió dos medallas. Una dorada en los 100 metros (T12, disminuido visual) con un registro de 12,02 segundos; y la de bronce en los 200 metros con una marca de 24,20 segundos. En tanto que Florencia Romero (ciega) se adjudicó dos de plata: en disco (24,78 metros) y en bala (8,12). No faltó el aporte de Sebastián Baldassari, ganador de una medalla plateada en disco con una marca de 34,20 y una de bronce en bala (10,38).

Mariela Almada (disminuida visual) logró dos de bronces: en disco (32,29) y en bala (10,38). Y Jonathan Marín se quedó, en la categoría F12, con la de bronce en disco con un registro de 30,15.