El tenis de mesa adaptado continúa su plan de desarrollo en todo el país. La displina sigue creciendo y sumando adeptos y esto se da por la constante actividad.

Hace unos días, finalizó con gran éxito un campamento en Río Cuarto, a cargo de Eli Bustillos, entrenador nacional de FATEMA (Federación Argentina de Tenis de Mesa Adaptado). Además, hubo dos capacitaciones en Misiones. Y Giselle Muñoz, atleta que compitió en cinco Juegos Paralímpicos, dio una charla en Trelew.

Además, el domingo 27 de agosto será la segunda fecha del torneo interno de FATEMA, donde los atletas locales y los de la Selección Argentina suman ritmo de competencia.