La selección argentina de tenis de mesa adaptado se trasladó a Italia para el primer torneo internacional del año, camino a los Juegos Parapanamericanos de Lima. Tres representantes nacionales se subieron al podio.

Fernando Eberhardt fue el gran destacado. El cordobés logró una medalla de bronce en el singles de la Clase 1, y otra en la competencia de equipos junto a otro argentino, Guillermo Bustamante. Así, revalidó su bronce en el Mundial del año pasado y mostró que se mantiene en la élite.

Por su parte, Constanza Garrone fue medalla dorada en Equipos Clase 2 junto a la rusa Nadia Pushpasheva. “Todos los atletas estuvieron bien y jugaron en buen nivel. El año previo a los Paralímpicos las competencias se ponen más difíciles”, reflexionó Alejandra Gabaglio, entrenadora del seleccionado, en diálogo con Paradeportes.