En los últimos años, la figura de Elías Romero creció muchísimo en la Selección Argentina de tenis de mesa adaptado. A pocos días del Mundial de Eslovenia, el atleta clase 5 se prepara para dar el gran golpe.
 
Elías tuvo un 2017 inmejorable, con muy buenos resultados. Entre otros podios, se destacan la medalla dorada en los Juegos Parapanamericanos Juveniles de San Pablo y el primer puesto en el Panamericano de Costa Rica, que le dio una plaza para el Mundial.
 
Ahora se viene la cita máxima y la previa es a puro entrenamiento. “Me estoy preparando bien, entrenando todos los días, tratando de mejorar y llegar lo mejor posible al torneo”, le cuenta a Paradepotres. “Es un torneo duro y mis expectativas son poder seguir subiendo el nivel y medirme con jugadores que están dentro de los 15 mejores del mundo. Es una oportunidad que pocas veces se da”, dice sobre su objetivo.
 
En este 2018 participó de competencias internacionales en Italia, España y República Checa. Su crecimiento se nota y espera que lo mismo ocurra en Eslovenia: “Mi año fue bastante duro pero a la vez aprendí mucho. Tuve tres torneos hasta el momento y me queda el más especial, que es el Mundial, y la Copa Tango de Buenos Aires. Por suerte en todos pude jugar en un muy buen nivel. Este año he subido ocho puestos y estoy 21° en el ranking mundial de mayores y 3° en juveniles sub 23”.
El Mundial de Eslovenia de tenis de mesa adaptado tendrá a seis representantes argentinos: Fernando Eberhardt (Clase 1), Gabriel Copola (Clase 3) y Elías Romero (Clase 5) por ser campeones panamericanos y Guillermo Bustamante (Clase 1), Constanza Garrone (Clase 2) y Giselle Muñoz (Clase 7) por su posición en el ranking.