Comenzó el Abierto de Chile de tenis sobre silla de ruedas, en Santiago. Muchos argentinos viajaron para competir en el certamen y dos de ellos tuvieron revancha rápida de sus derrotas en el Open Cañuelas.

Ezequiel Casco venció por 6-2 y 6-4 al francés Yoann Quilliou, quien le había ganado en la final del singles masculino la semana pasada. Lo mismo pasó con Florencia Moreno, quien superó por 6-1 y 7-5 a Antonella Pralong, vencedora en la final femenina de Cañuelas.

Por otro lado, Agustín Ledesma derrotó al local Francisco Cayulef por 6-3 y 6-1. Y hubo derrotas para Facundo Palacio (6-0 y 6-1 con el brasilero Rafael Medeiros), Gustavo Ibañez (doble 6-1 contra el colombiano Eliecer Oquendo Barrios) y José Castricini (4-6, 7-5 y 7-10 frente al brasilero Adalberto Rodrigues).

Además, en el cuadro femenino Andrea Medrano comenzó con una victoria ante la peruana María Castillo por 6-0 y 6-1. Y en el segundo cuadro masculino, Diego Moliner venció al chileno Jhonny Baltazar por doble 6-0 y Juan Aranda hizo lo propio con Julio Galaz por 6-0 y 6-1. Oscar Díaz se retiró y no disputó su encuentro frente a Wladimir Rodas.

En el dobles, Casco y Ledesma se metieron en semifinales luego de superar a Cayulef y el mexicano Raúl Ortega por 6-1 y 6-3. El otro argentino en esa instancia es Facundo Palacio, quien junto a Quilliou eliminó a Castricini y Moliner por 6-4 y 6-2.

Este viernes se llevarán a cabo los cuartos de final del cuadro masculino y femenino y las semifinales del dobles. Los argentinos continúan en carrera.

 

Web: www.paradeportes.com

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes