Gustavo Fernández ya se encuentra en Melbourne pero tendrá un compromiso importante antes del Australian Open, primer Grand Slam del año. El representante argentino de tenis sobre silla de ruedas irá por la defensa del título en el Abierto de la ciudad, donde el año pasado fue campeón tanto en singles como en dobles.

Gustavo arrancará su participación en octavos de final frente al local Keegan Oh-Chee. El cordobés viene de caer en cuartos de final en el Super Series de Sidney y ahora intentará lograr el primer título del año.