Finalizó el último Grand Slam del año para Gustavo Fernández. El representante argentino de tenis sobre silla de ruedas, junto al japonés Shingo Kunieda, cayó ante los británicos Alfie Hewett y Gordon Reid por 6-1, 4-6 y 9-11, y terminó como subcampeón del dobles en el Abierto de Estados Unidos.

El cordobés, número uno del mundo, llegó hasta semifinales en el torneo individual. Su año en los Grand Slam fue espectacular: se consagró campeón de singles en el Abierto de Australia, Roland Garros y Wimbledon. Y en París también logró el título en dobles, junto a Kunieda.

Fernández seguirá en Estados Unidos, dado que se viene otro gran desafío para él. La próxima semana, el argentino jugará el Super Series de Saint Louis, una dura competencia del circuito mundial de tenis adaptado.