Gran noticia para el tenis argentino. Gustavo Fernández, representante de tenis sobre silla de ruedas, está teniendo un gran 2017 y los resultados están a la vista: desde el lunes 10 de julio será el nuevo número uno del ranking mundial.

El cordobés llega al mejor puesto de su carrera a los 23 años y luego de una primera mitad de año increíble. Ganó el Abierto de Australia y fue subcampeón de Roland Garros. Además, se quedó con el Super Series de Francia y los torneos de Melbourne, Corea y L’Ille De Ré.

Fernández logra algo que ningún otro tenista argentino pudo hacer antes, paralímpico o convencional. Ahora, siendo el mejor del planeta, enfrentará otro desafío: irá por el título en Wimbledon, tercer Grand Slam del año.