Luego de consagrarse campeón en el Abierto de Rotterdam, Holanda, Gustavo Fernández regresó a la Argentina. Luego de unos días de descanso, el representante argentino de tenis sobre silla de ruedas ya trabaja pensando en lo que se viene.

Se aproxima una gira por Estados Unidos al número dos del mundo. Tendrá el Abierto de Georgia, del 14 al 18 de marzo, y el Super Series de Baton Rouge, del 20 al 25 del mismo mes.

El cordobés ya suma dos títulos en la temporada. Su temprano adiós en el Abierto de Australia le hizo perder el primer lugar del ranking pero se repuso rápidamente con una gran semana en Holanda y ahora quiere recuperar el trono que hizo propio desde julio del año pasado.