El 12 de julio de 2015 quedará como un día histórico no sólo para el tenis y el deporte adaptado, sino para todo el deporte argentino. Gustavo Fernández consiguió lo que ningún otro hombre pudo: salió campeón en Wimbledon. Gustavo y el francés Nicolas Peifer vencieron en la final al británico Gordon Reid y el francés Michael Jeremiasz, segunda pareja preclasificada, por 7-5, 5-7 y 6-2, tras dos horas y 53 minutos.

De esta manera, Gustavo Fernández es el primero en conseguir un título masculino en el césped del All England Club. Guillermo Vilas nunca pasó de cuartos de final, Juan Martín Del Potro llegó a semis y sólo David Nalbandian alcanzó el partido definitivo, pero cayó en la final de 2002.

Por su parte, Gabriela Sabatini llegó a la final de singles y también perdió. Pero Gabriela tuvo revancha y ganó en dobles, junto a Steffi Graf, en 1988. Además, María Emilia Salerni ganó el Juniors en 1999 (dobles junto a la checa Deja Bedanova) y 2000 (singles), y Gisela Dulko lo hizo en 2001 (dobles junto a la estadounidense Ashley Harkleroad). En la misma categoría, Nalbandian y Guillermo Coria se quedaron con el dobles en 1999.

Gustavo tiene 21 años y es oriundo de Río Tercero, Córdoba. Cuando tenía un año y medio sufrió un infarto medular que lo dejó paralítico de la cintura para abajo. Siempre estuvo ligado al deporte: su padre es Gustavo “Lobito” Fernández, exjugador de la Liga Nacional Argentina de Básquet. Desde los 6 años juega al tenis y, desde los 12, representa a la Asociación Argentina. En la actualidad, es el número 6 del ranking mundial en singles,  la semana pasada ganó el Open de Madrid y ahora suma su primer Grand Slam, luego de ser finalista en el Abierto de Australia 2014. El próximo objetivo: ganar la medalla dorada en los Juegos Parapanamericanos de Toronto, que se disputarán del 7 al 15 de agosto en Canadá.

 

 

Web: www.paradeportes.com

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes