Otra final de Grand Slam para Gustavo Fernández. El flamante número uno del mundo de tenis sobre silla de ruedas venció al británico Alfie Hewett por 4-6, 7-6 (4) y 6-3, y se metió en el partido decisivo de Wimbledon, tercer Grand Slam de la temporada. Además, el argentino jugará una de las semifinales junto al japonés Shingo Kunieda ante la dupla británica conformada por Gordon Reid y Alfie Hewett.A

Fernández tuvo que remontar un partido que se le presentó complicado desde el principio, ya que Hewett se quedó con el primer set por un ajustado 6-4 en 37 minutos. En el segundo parcial, el cordobés reaccionó a tiempo. Estuvo 4-3 abajo, pero ganó dos games consecutivos. Luego, hizo la diferencia en el tie break (7-4), tras 48 minutos de juego.

En el tercer y último set, Fernández hizo la diferencia desde el comienzo. En un abrir y cerrar de ojos se puso 3-0. Hewett mantuvo su servicio, pero el Lobito se quedó con los dos games siguientes. Con el 5-1, Fernández mantuvo la cabeza fría para liquidar la historia y lograr el boleto a la final.

“¡Vamos! ¡Vamos!”, gritó Gustavo Fernández tras saludar a su rival y al juez. Después, el cordobés se dirigió hacia el sector donde se encontraba su familia y su entrenador Fernando San Martín. Allí,hubo abrazos y felicitaciones por un nuevo logro.

El rival de Fernández en la final será el sueco Stefan Olsson, que despachó al japonés Shingo Kunieda por 6-4 y 6-2, en apenas una hora y 15 minutos.