El tenis sobre silla de ruedas dio otro gran paso en nuestro país. La Asociación Argentina de Tenis Adaptado (AATA) dio una clínica en el Centro Asturiano de Buenos Aires (Vicente López), con la presencia del número uno del mundo.

Gustavo Fernández, jugador surgido de la escuela de AATA, fue el encargado de llevar a cabo la actividad, en la que además se presentaron a los jóvenes talentos de la escuela. Una multitud acompañó el evento que tuvo al mejor del ranking como protagonista en su país.