Luego de algunos días de descanso y varias semanas de entrenamiento en Buenos Aires, Gustavo Fernández retoma la actividad. El representante argentino de tenis sobre silla de ruedas trabajó durante los últimos días en Barcelona antes del inicio de una nueva gira.

Esta semana, el número dos del mundo jugará el Abierto de Roma, en Italia. Luego tendrá el Super Series de Japón. Y finalizará el mes con la Copa del Mundo por equipos, en Holanda, junto a Agustín Ledesma y Ezequiel Casco.

En junio, será el único argentino en Roland Garros, donde el año pasado fue subcampeón. Y defenderá el título en el Abierto de L’ile de Re y el Super Series de París, ambos en Francia.

En julio se trasladará a Inglaterra. Jugará en Surbiton y Wimbledon (fue subcampeón en 2017) las primeras dos semanas y cerrará el mes buscando retener tres torneos que se llevó el año pasado: British Open, Abierto de Notthingham y Belgian Open.

Gustavo está a 500 puntos del británico Alfie Hewett, actual líder del ranking mundial. Esta gira, que el año pasado lo catapultó al primer puesto, puede ser la que le permita retomar su lugar en el trono del tenis adaptado.