Finalizó el Abierto de Rotterdam para Gustavo Fernández. El representante argentino de tenis sobre silla de ruedas cayó ante el francés por doble 6-1 y se despidió en semifinales del certamen de singles.

“Feo partido para cerrar el torneo. Para casa y a seguir trabajando y mejorando”, dijo Gustavo tras el encuentro. El cordobés, número dos del mundo, continuará con los entrenamientos de cara a la gira por Estados Unidos: en marzo, participará del Abierto de Georgia y del Super Series de Baton Rouge.