Un día como hoy pero del año pasado, Los Murciélagos tenían su merecida medalla en los Juegos Paralímpicos de Río 2016. Tras la derrota por penales ante Irán en semifinales, que impidió la lucha por el oro en la final, la Selección Argentina de fútbol para ciegos venció a China y se quedó con la medalla de bronce en Brasil.

Luego de un encuentro muy parejo que acabó sin goles, la definición por el tercer puesto fue por penales. Allí convirtió Maximiliano Espinillo y el héroe fue Germán Muleck. El arquero tapó los tres penales de China y así le dio a Argentina su tercera medalla en Paralímpicos (plateada en Atenas 2004 y Beijing 2008). “Un bronce que vale oro”, lo definió Silvio Velo, el capitán del equipo.