Laura Cometto no puede disimular su felicidad después de dos días intensos en la Clínica de voleibol sentado que se desarrolló en Cenard, entre el 27 y 28 de noviembre. “Estoy contenta, fue un verdadero éxito. Y me entusiasma de cara al futuro porque hay proyectos concretos de armar equipos en el país”, dice Cometto, ex jugadora y actual entrenadora de voleibol.

“Los participantes quedaron muy enganchados y estoy convencida que se abre una etapa prometedora para el voleibol sentado. Ya estamos programando un Campus para el 2016 y, sin dudas, esta disciplina va a crecer”, aseguró Cometto tras la Clínica de Paravoleibol.

El aporte del norteamericano John Kessel, Director de Desarrollo deportivo y Programas para personas con discapacidad, fue fundamental. “Nos encantó lo que expuso. Fue muy didáctico y docente, y nos brindó su amplia experiencia durante las dos jornadas tanto en lo teórico como en la práctica”, agregó Cometto, la entrenadora de la Selección Argentina de Paravoleibol sentado que participó en los Juegos de Atlanta 1996.

A la hora de los agradecimientos, Cometto destacó como “vital”, el apoyo de Gabriel Salvia, de la FEVA, como asímismo destacó el acompañamiento del José María Valladares, presidente del COPAR. Además, aportaron Carlos Miramón (traducción simultánea), Marisa Tedeschi, Brenda Goltzman y Antonella Mamani (acreditaciones y certificados), Matías Selmo (encargado del salón VIP), Alberto Marchak, Javier Levin y Maximiliano Silvera (gimnasio), Alicia García (fotografía) y Carla Cometto (diseño). “Sin ellos, no hubiera sido posible. Lo importante para que el voleibol sentado crezca es trabajar en equipo”, dijo Cometto.

¿Cuáles son los objetivos en lo inmediato? “Instalar la Comisión de Paravoleibol dentro de la FEVA, asistir en el reclutamiento de jugadores con discapacidad física y programar otra instancia de formación de entrenadores”, explicó Cometto.

Foto: www.feva.org.ar

 

Web: www.paradeportes.com

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes