El chileno Robinson Méndez se coronó campeón en el Miguel Zuñiga Open 2015 luego de vencer al argentino Ezequiel Casco por 6-2 y 6-1. Además cumplió con el objetivo que se había planteado: recuperar su nivel luego de una larga lesión. Una vez finalizado el encuentro se tomó unos minutos para hablar con paradeportes.com y dejar sus sensaciones: “Me sentí muy contento por haber ganado y, a la vez, por estar en Argentina, tengo muy buenos amigos acá. También estoy feliz porque pude revalidar el título del año pasado pero no era el único objetivo. Después de los parasudamericanos me operaron del hombro, estuve nueve meses sin competir entonces mi objetivo no sólo era ganar el torneo sino recuperar mi tenis perdido y mejorar el nivel. Creo que lo logré y estoy muy satisfecho. Fue una misión cumplida”, explicó el bicampeón del torneo.

También reconoció que no es fácil prepararse bien para la final y lograr la tranquilidad necesaria: “La previa a la final estuve un poco ansioso, con los nervios de siempre. El Mono es un excelente jugador, con él tenes que estar concentrado un 100% porque si te vas Casco se te puede meter y te gana. El score fue un poco mentiroso porque tuvimos varios juegos iguales donde pude mantenerme concentrado para sacar el partido adelante”, comentó el chileno.

Por último, enfatizó que no hay tiempo que perder de cara al futuro. Méndez tiene la mira puesta en el mundial de Turquía y será por eso motivo que tendrá por delante un calendario con muchas participaciones: “Tengo que entrenar y viajar el próximo mes a Barranquilla para disputar el torneo clasificatorio para el mundial de Turquía. Después vendrán muchos torneos”, manifestó Robinson.