El 2016 no fue un año más para Mariana Gallo, representante argentina de remo paralímpico. No sólo fue una de las destacadas a nivel local, sino que pudo estar en Río, donde terminó 12° en la tabla general tras su sexto puesto en la Final B del single femenino.

“Viví el año de una manera muy buena. En un momento pensé que no iba a poder viajar a los Paralímpicos y al final pude estar. La experiencia fue alucinante. Conocía a mis rivales y no fue nada nuevo en comparación contra otros torneos, en cuanto al nivel de competencia. Pero rescato poder vivirlo desde adentro, como atleta y como espectadora”, remarcó Gallo en diálogo con Paradeportes.com.

Este año que comienza supone un nuevo panorama para ella, ahora con menor intensidad en el arranque de un nuevo ciclo paralímpico. “Ahora nos tomamos un descanso para arrancar la pretemporada a mediados de enero. Vamos a tener una charla con los entrenadores para que nos cuenten cómo se viene el año”, explicó Mariana. Por ahora hay pactado un viaje al Sudamericano de Brasil en abril, luego del Selectivo Nacional de marzo, en el que se definirán quiénes formarán parte del equipo que hará los viajes internacionales. A nivel nacional, seguirá el circuito de una regata por mes en Tigre, Ensenada, Córdoba y Mar del Plata. Su objetivo es seguir creciendo.