La Selección Argentina de remo paralímpico sigue con su trabajo a largo plazo. El entrenador Esteban Brigulio organizó una concentración en Lago Nordelta para los atletas categoría PR3 en las ramas masculina y femenina.

El objetivo es llegar con ritmo al Mundial de Austria en 2019, que será clasificatorio para Tokio 2020. A diferencia de Rio 2016, ahora la competencia pasará de ser 1000 a 2000 metros y por eso deben adaptarse.

Con Luis Salas de Náutico Zárate y Pablo Geyer de Club San Fernando como referentes en la rama masculina, los atletas se prepararán pensando en el Mundial, pero sin olvidar la gran chance hacia los Juegos Paralímpicos.