El atletismo adaptado es un conjunto de competencias de velocidad cuyas reglas fueron mínimamente modificadas para que deportistas con discapacidad puedan ser parte.

Los atletas se dividen de acuerdo a sus capacidades funcionales y pueden competir en silla de ruedas o con prótesis. Los deportistas con discapacidad visual pueden correr unidos por una cuerda a una persona-guía, encargada de orientar al atleta sin empujarlo o tirar de él, lo que provocaría la descalificación.

El sistema de competencia tiene una serie clasificatoria que envía a los mejores ocho atletas o equipos a semifinales y final. En las competiciones de campo se empieza en una instancia final.

El atletismo se practica en más de 120 países, está regulado por el Comité Paralímpico Internacional (IPC) y la Asociación Internacional de Federaciones y Atletismo (IAAF), y forma parte de los Juegos Paralímpicos desde su primera edición en Roma, Italia, en 1960.

Mirá el video: