“La decisión la tenía tomada antes de ir a los Juegos Parapanamericanos de Toronto. Cumplí una etapa en la Selección Argentina y ahora tengo de darle lugar a los chicos que vienen de abajo. Me voy con la alegría de haber dejado todo con la celeste y blanca”. Fernando Pantín Colombo lo dice con una mezcla de nostalgia, pero con la satisfacción del deber cumplido.

– ¿Por qué tomaste la decisión de no jugar más en la Selección?

– Ya no soy un pibe (jaja). Tengo 46 años y jugar a nivel internacional es una exigencia terrible. Para ir a Toronto me preparé como nunca, seis veces por semana para llegar en las mejores condiciones. Ahora, decidí dar un paso al costado y, si hace falta, aportar desde otro lugar, con mi experiencia.

– Pero vas a seguir jugando en los Buitres.

– Sí, claro. Y ya me estoy preparando para el Torneo Nacional que se hará en Córdoba a principios de octubre. Voy a seguir en Buitres, al menos hasta que me dé el cuero (jaja).

image3

 

– A la hora de repasar tu carrera, ¿qué partido tenés guardado en la memoria?

– Es difícil elegir uno, pero sin dudas que el que le ganamos a Brasil en el Cenard por el Panamericano 2009. Jugamos con estadio lleno y logramos la clasificación al Mundial de Vancouver. También otro que le ganamos a Brasil en el Maximus 2011. Fue de visitante y en el alargue.

– ¿Por qué elegiste el quad rugby?

– Al principio no me llamaba la atención. Hasta que me senté en una silla de ruedas, empecé y me cautivó. Me gustó porque es un deporte que tiene roce y a mí siempre me gustaron los deportes de contacto. El quad rugby además de ser vistoso tiene potencia, velocidad, vértigo y táctica. Es muy completo.

– Vos que fuiste uno de los impulsores del quad rugby en el país, ¿cómo ves su crecimiento?

– Que Argentina crece, es indudable. Se nota en el juego. Nos faltan, sí, cantidad de jugadores, pero es un trabajo que se está haciendo y ya dará sus frutos. Carecemos de ese roce internacional, y de algunos problemas de infraestructura. Brasil, por dar un ejemplo, tiene dos Ligas y 200 jugadores.

– ¿Quedaron conformes con el quinto puesto que lograron en Toronto?

– Uno siempre quiere más… Jugamos en nuestra máxima expresión, en buen nive y dejamos la vida. Ganamos los partidos que teníamos que ganar y Colombia sorprendió con un jugador nuevo que la rompió. Dio el batacazo, venció a Brasil y ganó la de bronce.

– ¿Qué te dejaron los Parapanamericanos?

– Fue mi mejor experiencia deportiva, incluyendo el rugby convencional. Por el lugar, por la organización y por compartir momentos inolvidables con mis compañeros y otros atletas argentinos. La organización fue increíble y sólo nos dedicamos a jugar. En lo deportivo me gustó la garra que sacamos ante las potencias, como Estados Unidos y Canadá.

Fernando Patín Colombo es un referente de la Selección Argentina que ahora dejará descansar la número 9, la que utilizó por 10 años. Pero antes de llegar al Quad Rugby, Grizzlie, como lo llaman en el equipo, la pasó mal. “Tenía 17 años y en un partido contra San Carlos se lesionó la cervical y su vida quedó condenada a una silla de ruedas. “Fue una jugada normal, no le echo la culpa al rugby. Por suerte el mundo del rugby me ayudó mucho. También fue fundamental el apoyo de mi familia. especialmente mi vieja Ana María. Ella se sentó a mi lado durante mi carrera de abogacía”, recuerda.

Pantín es uno de los fundadores y vicepresidente de la Fundación “Rugby Amistad”, que brinda ayuda a los jugadores del rugby que sufrieron accidentes durante un partido. “Por suerte, desde mi accidente al día de hoy se redujeron los riesgos. Se hicieron cambios en el reglamento, por ejemplo”, explica. “Organizamos partidos a beneficio, congresos, jornadas y cursos de prevención apoyando a las familias tanto emocional como económicamente”.

– ¿Que consejo le darías a una persona que sufre un accidente y no se anima a acercarse al deporte?

– Que tiene que acercarse sí o sí. Lo va a ayudar a independizarse. Está demostrado que si uno se lo propone, lo logra. En tu casa, te aislas. La competencia es sana y el deporte te mejora la vida. Es una motivación extra.

image1

 

– ¿Eso lo confirmaste en Toronto, con los otros atletas?

– La verdad que me impactó ver tantos deportistas, la garra que le ponen. El deporte adaptado creció mucho en el país, y el ENARD es un acierto enorme. La inclusión social y deportiva es fundamental. Pude tratar a Gustavo Fernández, un verdadero ejemplo. Es conocido mundialmente pero se mostró humilde. Es súper profesional. Pero quedé enamorado de Toronto mismo, te cuento algo…

– Dale

– Una tarde salimos a dar una vuelta y nos tomamos un colectivo. Imaginate sillas de ruedas en el bondi. ¿Vos podés creer que el colectivero cambió su recorrido habitual para darnos una mano? ¡Increíble!

– ¿Qué sueño te queda por cumplir?

– Soy de proponerme etapas y cumplirlas. Quise estudiar abogacía y me recibí. Hoy soy especialista en Derecho Parlamentario de la Universidad del Salvador y Secretario de Coordinación Jurídica y Técnica de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires. Después encontré en el Quad Rugby ese espacio que me faltaba: competir y compartir un deporte. Y por si faltaba algo, hace cuatro años conocí a Larisa y con ella mi vida cambió.

Fernando Patín Colombo ya no jugará más en la Selección, pero estará presente cada vez que se presente la celeste y blanca. Con su experiencia, sus consejos, su bondad. Con esa contención que le fluye por los poros y está dispuesta a regalar. La camiseta número 9 de Argentina ahora tendrá otro dueño. Y no hay dudas que el primero en alentarlo será él, el guerrero que dice hasta pronto, nunca adiós.

 

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes