En noviembre del año pasado, Juan Foa, capitán de la Selección Argentina de rugby sobre silla de ruedas, participó de la Asamblea General que se realizó en Frankfurt, Alemania. Allí, se reencontró con atletas y dirigentes rusos y, entonces, surgió la invitación. “Tienen un centro de rehabilitación increíble y me propusieron instalarme un mes en Moscú y colaborar con el equipo de la ciudad”, relata Foa.

“Me encantó la idea, la analicé y me decidí a viajar”, cuenta Foa, ya instalado en la capital rusa. “La rehabilitación es muy intensa. Se trabaja mucho sobre mis músculos débiles para fortalecerlos y despertarlos”, explica en un alto de esta experiencia inolvidable. Es que Foa, licenciado en Comercio Internacional, sufrió un accidente que le cambió la vida cuando tenía 20 años. Se resbaló al borde de una pileta, cayó y se quebró la cervical. Desde entonces, se mueve en silla de ruedas y, por su pasión por el deporte, encontró su lugar en el mundo.

Conoció y se enamoró del Quad Rugby, una disciplina que se disputa en una cancha con las mismas medidas que la de básquet, que se juega cuatro contra cuatro y que para anotar puntos hay que llegar a la línea de fondo rival. Así, poco a poco, construyó su camino. “En el 2005 hice una clínica con Ignacio Rizzo y no paramos más. Creamos la Fundación Rugby Amistad, y el deporte está creciendo”, cuenta.

Ahora, en Rusia, aporta su mirada, su experiencia. “Les doy consejos sobre cómo moverse en la cancha. Les hablo del posicionamiento de las sillas a la hora de defender y atacar. Rusia tiene buenos jugadores y un potencial enorme”, indica Foa, que no viajó solo. Lo acompañó su mujer, Carolina. ¿A qué se dedica ella? Es árbitro de Quad Rugby.

“Carolina también participa de las clínicas y da una mano gigante ya que aporta su mirada como jueza y está atenta a cada detalle”, dice Foa, orgulloso de poder combinar el deporte con su hobby, que es viajar. “Recorrer el mundo te abre la cabeza y se aprende mucho. Viajar es un verdadero placer. Y, te aseguro, le estoy sacando el jugo a esta increíble experiencia”.