El Campeonato Nacional de rugby sobre silla de ruedas tiene dueño. Se trata de Caranchos de Buenos Aires, que repitió el título que había conseguido el año pasado en Córdoba. En la final, superó a Cilsa de Santa Fe por 47-21 y se coronó campeón de forma invicta.

El equipo de Caranchos, dirigido por Federico Menini, estuvo integrado por Matías Cardozo, Ezequiel Ferreira, José Uncos, Leonardo Abbes, Lautaro Fernández y César Sosa. Así, el equipo de Buenos Aires ganó los tres encuentros que disputó: 46-34 ante Dogos, 46-35 frente a Buitres y 47-21 contra Cilsa.

El tercer puesto del certamen cordobés fue para Buitres, que superó a Dogos por un ajustado 39-37.