Se terminó la Liga Nacional 2018 de powerchair football, fútbol sobre sillas de ruedas motorizadas. Tigres de Pacheco se consagró campeón por segunda vez en su historia.

El equipo campeón de la Copa Libertadores 2017 sumó 30 unidades en 12 partidos dipustados y le sacó 10 de ventaja a Titanes de Córdoba, el segundo. Por detrás quedaron Máquinas Guerreras de Rosario con 15 y Rengos a Motor de Mar del Plata con 4.

Con 17 conquistas, Valentino Zegarelli (Tigres) fue el goleador. Y el premio Fair Play fue para Máquinas Guerreras, que terminó la Liga sin recibir tarjetas.