Se realizó la Copa Libertadores de powerchair football (fútbol sobre silla de ruedas motorizadas) y Buenos Aires fue la sede del evento, que se realizó en el CENARD. Participaron dos equipos argentinos, dos uruguayos y dos brasileros.

Huracán de Carrasco fue el campeón, ganándole la final uruguaya a Deportivo Montevideo. Por otra parte, Máquinas de Rosario se quedó con el tercer puesto, dejando a Tigres de Pacheco en el cuarto escalafón. Los brasileros Río de Janeiro y Novo Ser quedaron en los últimos dos lugares.