Faltan apenas unas pocas horas para que Lucas Gareca se suba al avión y viaje rumbo a Malasia. Serán un largo vuelo hasta llegar a Kuala Lumpur, donde el marplatense participará de la World Cup de levantamiento de pesas adaptado. “Necesito lograr la marca (157 kg), y estoy confiado. Estoy trabajando fuerte y bien; y confío en hacer un buen torneo”, dice Gareca, uno de los cuatro pesistas que representó a la Argentina en los Juegos Parapanamericanos de Toronto.

“Mi nivel actual es muy bueno. Recién me estoy afianzando en esta nueva categoría (-88kg), y siento que voy mejorando poco a poco. Será mi segunda participación en Mayores y sé que con el tiempo voy a ir achicando las distancias con los mejores. Hay que tener paciencia, pero trabajando lo voy a lograr”, explica, minutos después de su último entrenamiento antes de partir a Malasia.

Gareca sueña con los Juegos Paralímpicos de Río. “Todavía no sé si voy a ir. La decisión se conocerá dos o tres meses antes de l inicio de los Juegos. Por lo pronto, hay que seguir practicando”, indicó. Gareca viajará con su entrenadora, Sofía Cadona.