Se realizó el Mundial de paraciclismo de pista en Apeldoorn, Holanda, y la selección argentina estuvo presente. Seis representantes nacionales participaron de la primera gran competencia del año.

Mariela Delgado (C5) fue quinta en los 500 metros y sexta en el Ómnium (un conjunto de distintas pruebas), logrando un tercer puesto en los 200 metros de esa disciplina. Además, fue séptima en el scratch, con un promedio de 48 kilómetros por hora de velocidad.

“Saco cosas positivas tanto en el rendimiento como en otros aspectos, toca seguir trabajando y dando pasos hacia adelante para representar bien a la Argentina. Felicito a mis compañeros y a todos los que están demostrando que no hay discapacidad para el alto rendimiento”, mencionó la misionera.

Rodrigo López (C1), por su parte, se mantuvo en la élite una vez más. “He logrado mantener mis tiempos y terminar 12° y 8°, bastante bien a pesar de no lograr un podio. Aún sigo top ten con cuatro décadas encima y como mundialista. Me siento contento y feliz por este Mundial”, dijo el símbolo del paraciclismo nacional.

Además compitieron los tándem de Ezequiel Romero y Raúl Villalba y Sebastián Tolosa con Maximiliano Gómez. Esta última dupla fue 10° en persecución, marcando un nuevo récord argentino para los 4000 metros, con un registro de 4:39 minutos. “Gracias totales, chicos, por dejar todo en cada pedalada”, sintetizó Martín Ferrari, el entrenador del equipo.