A menos de dos meses para los Juegos Paralímpicos, Lucas Díaz Aspiroz se prepara para el gran sueño. El argentino, representante en paracanotaje, trabaja en Racice, República Checa, para llegar de la mejor manera a Río 2016.

¿Por qué Racice? El clima veraniego y las excelentes condiciones de las pistas para entrenar y competir lo hacen el lugar perfecto para su preparación. En algunas semanas volverá al país y continuará su trabajo en Olavarría.

“Estamos intentando hacer una buena base y subiendo el ritmo de entrenamiento. Me estoy sintiendo bien, un poco cansado pero se aguanta. Intento no pensar mucho, porque cuando lo hago me doy cuenta que falta poco. Trato de no cargarme de ansiedad. Me encantaría poder conseguir una medalla en Río , no me conformó con estar aunque sé que es algo grande”,  le dijo Lucas a paradeportes.com.

 

Twitter: @ParaDeportesOK

Instagram: /paradeportes

Facebook: facebook/paradeportes