Objetivo cumplido para Lucas Díaz Aspiroz. El representante argentino de paracanotaje participó del Mundial de la disciplina en Montemor-o-Velho, Portugal, y se metió en el top ten.

Después de un año y medio sin competir por una lesión lumbar, el atleta fue quinto en la clasificación, tercero en la semifinal y noveno en la Final A de la categoría KL1. “Terminé noveno, algo de no creer antes del Mundial. Objetivo de equipo mas que cumplido. En cuanto a lo personal, no estoy conforme con mi rendimiento en la final, me paso todo lo que no quiero que me pase. Me voy con un sabor agridulce y con ‘deberes para casa’. Cosas a mejorar y demás”, dijo tras la competencia.

Por su parte, Ariel Atamañuk compitió en KL2 fue quedó a 50 centésimas de la Final B. En VL3, también arañó un lugar en esa final. “Una lástima porque entrenó muy bien y quedó a un paso de entrar. Ariel empezó hace un año y medio y esto eleva su nivel internacional, tiene mucho por crecer. Me quedo con sensaciones positivas sobre ambos. Hay que seguir mejorando”, dijo el entrenador Alejandro Druziuk a Paradeportes.