El 2019 empezó muy bien para Pablo Pomata. El representante argentino de paratriatlón finalizó en el cuarto puesto en el Parapanamericano de Estados Unidos y sueña con llegar a los Juegos Paralímpicos de Tokio.

“Estoy trabajando para ir a Tokio 2020. Clasifican los diez mejores del mundo y yo estoy 26°. Mi objetivo es ir a competir y sumar puntos para meterme en los Juegos y cumplir mi sueño”, dijo el cordobés en Paradeportes Radio, el programa del deporte adaptado, inclusivo y paralímpico argentino (miércoles a las 21 por Eco Medios, AM 1220).

A los 21 años, Pablo sufrió un ACV. Le costó volver a caminar pero nunca se rindió. Muchos años después, su hermano lo convenció y se metió en el triatlón. Ahora hace un deporte que consta de tres disciplinas juntas: natación, ciclismo y sprint. “Fue un desafío personal. Los médicos me dijeron que nunca más iba a poder hacer deporte. Podía quedarme con lo que me dijeron o pensar que se podía y demostrarlo. Eso hice. Volví a ser un atleta”, contó.

Pomata sabe que su historia es motivadora y la utiliza como impulso personal: “Siempre quiero sacar la mejor versión de mí mismo. Hacer triatlón me parece un milagro pero se trata de ponerse metas y no rendirse. La fe es el arte de creer en lo que uno no ve. Siento que tengo que llevar ese mensaje: se puede”.