Los Juegos Nacionales Evita que se están desarrollando en Mar del Plata, y que finalizan este sábado 15 de noviembre, cuenta con 1200 chicos y chicas con discapacidad de las 24 provincias argentinas. En esta nueva edición, se sumaron cuatro nuevos deportes adaptados: básquet en silla de ruedas, fútbol PC (parálisis cerebral), tenis de mesa y torbal, que se suman a los deportes que ya compiten desde hace 11 años (atletismo y natación).

“Queremos seguir creciendo e incorporando nuevas disciplinas, llegar con la actividad física a cada vez más personas. Las provincias ahora están pidiendo competir en bochas ya que es un deporte que se trabaja en las categorías más bajas, se puede hacer en todos los rincones del país y con pocos materiales”, comentó Alejandro Pérez, coordinador del área de discapacidad de los juegos.

Los Juegos Nacionales Evita se constituyen en el certamen deportivo más inclusivo de Latinoamérica con un nivel de participación altísimo. En este contexto, Argentina marca el rumbo en materia de inclusión de personas con discapacidad. Es por ello que en 2013 el país fue elegido como sede de los Juegos Juveniles Parapanamericanos.

FuenteJuegos Evita