Por primera y única vez en la historia, en 1984 los Juegos Paralímpicos se llevaron a cabo en dos sedes distintas: Estados Unidos y Gran Bretaña. Nueva York fue la sede de los deportes para atletas con parálisis cerebral, mientras que Stoke Mandeville recibió a los atletas sobre silla de ruedas. Hubo 2093 atletas de 54 países entre ambas locaciones.

Se incorporaron el ciclismo, la equitación y el fútbol 7 al programa de deportes. Los países locales lideraron el medallero y el tercer lugar lo ocupó Canadá. Argentina no participó de los Juegos porque sólo tenía representantes en deportes sobre silla de ruedas. Dos años después de la Guerra de Malvinas, el clima no era propicio para visitar Inglaterra.