Nicolás Ricci tiene dos motivos para festejar en la Copa del Mundo de la Asociación Internacional para Personas con Parálisis Cerebral de Barcelona. Porque mejoró su marca personal en los 50 metros espalda y se quedó con la medalla plateada. El representante de River registró una marca de 1:00:19 y bajó su tiempo anterior que había sido de 1:02:21.

“Fue una muy linda experiencia donde pude aprender muchas cosas y convivir con otros deportistas. Estoy conforme con mi rendimiento porque el nivel del torneo fue muy exigente”, le dijo Ricci a Paradeportes.com, luego de conseguir la medalla acompañado por su entrenadora Marcela Belviso.

En la prueba de 50 metros libre, Ricci, de 15 años, hizo un tiempo de 1:02:54 y también mejoró su marca personal que había logrado en el Open Fadesir (1:04:28). Un muy buen cierre para el único argentino que compitió en el certamen del que participaron 25 países y que se desarrolló en Saint Cugat de Valles, España.