Nadia Báez vivió un fin de semana especial en el CENARD. Embarazada de ocho meses, compitió en el Argentina Open de natación paralímpica y hasta se quedó con dos medallas doradas en los 100 metros estilo libre y pecho de su categoría (S11).
“El torneo fue muy importante para mí. Me sentí muy bien físicamente, más allá de que no me exigí. Estoy contenta, disfruté mucho”, le dijo a paradeportes.com luego de las dos jornadas de competencia.
En la previa había contado que “se puede entrenar durante y después del embarazo”, y lo ratificó luego de su actuación: “Si bien no iba preparada a buscar a ninguna marca, ni demostrar nada, en cuanto a mi rendimiento siento que pude vivir las sensaciones habituales que tengo en las competencias. Sin buscarlas, salieron las marcas”.
El futuro inmediato la tiene con un solo objetivo por delante: ser mamá de León Benjamín. “Ahora me queda esperar al nacimiento de mi hijo y ver cómo me voy a organizar con todo. Pero estoy muy contenta”, cerró Nadia, quien pudo disfrutar de una experiencia inolvidable y que ya tiene una gran historia para contarle a León.